El pasado día 15 de junio tuvo lugar una nueva edición del webinar Professional Engineer Series, impulsado por AQPE para dar a conocer la certificación profesional de competencias en ingeniería. Como es habitual en esta serie de webinars, pudimos contar con testimonios de ingenieros certificados: Iker Bilbao, ingeniero de telecomunicaciones experto en sistemas de información, y José Luis Hernández Yuste, ingeniero industrial especializado en el sector de las instalaciones electromecánicas en edificaciones. Expusieron los proyectos más importantes de sus carreras, mientras ofrecían detalles de diversos ámbitos en los cuales la certificación les ha sido de gran ayuda.

El encuentro dio inicio con unas palabras de Francesc González, director de AQPE, quien nos reveló la noticia de la homologación de la certificación Professional Engineer con respecto al Chartered Engineer inglés para el mes de septiembre. A partir de esta fecha, “un Professional Engineer certificado por AQPE será igual a un Chartered Engineer certificado en Inglaterra”. A su vez, AQPE está estableciendo acuerdos con Portugal, Italia y Francia.

Acto seguido, Jose Luis Hernández comenzó su intervención hablando de J2L Ingeniería, la empresa que fundó para llevar a cabo sus proyectos de instalaciones MEP (Mechanical, Electrical and Plumbering). Algunos de sus campos de trabajo más destacados son las licencias de actividad para edificaciones, licencias ambientales, auditorías energéticas, simulaciones dinámicas del comportamiento de edificios o legalización de instalaciones. También destacó su especialidad en el proyecto ejecutivo de todas las instalaciones que conlleva un edificio: instalaciones de climatización, de electricidad, contra incendios o fontanería. En definitiva, todos los componentes que no diseña un arquitecto a la hora de afrontar el proyecto de un edificio”.

Sus proyectos abarcan oficinas, instalaciones de Retail, industriales y hoteles, entre otros. Pudimos ver varias imágenes de un proyecto de sustitución de una instalación de climatización para un edificio de la Generalitat. A través de ellas, José Luis constató la importancia de la correcta aplicación del BIM (Building Information Modeling), como requisito imprescindible para cualquier profesional que se quiera dedicar al sector”Como no contaban con información gráfica del edificio, levantaron una nube de puntos mediante escaneo 3D para conocer cuál era el estado real de las tuberías. A continuación, trasladaron esta nube de puntos a los programas BIM para desarrollar las soluciones, evitando así posibles colisiones e imprevistos durante el transcurso de la obra.

Además de hablar sobre las principales actividades de J2L Ingenería, también quiso comentar su experiencia con la certificación Professional Engineer. La obtuvo en el año 2016, después de la crisis económica que afectó sensiblemente al sector de la construcción. Ante esta situación, decidió certificar sus competencias como un medio para dotar de un claro valor añadido a su carrera, aumentando sus posibilidades de contratación. Puso en valor el hecho de disponer de un reconocimiento otorgado por una organización como AQPE: un sello de calidad a su trayectoria, que le permite demostrar que es un ingeniero competente no sólo en cuanto a sus habilidades técnicas, si no también en liderazgo, compromiso profesional y gestión de recursos. A su vez, destacó la ventaja de conseguir una homologación a nivel europeo, facilitando así su movilidad en el continente si fuera necesario.

En siguiente lugar, contamos con la participación de Iker Bilbao, ingeniero de telecomunicaciones, y experto en el ámbito de la Transformación Digital. A través de su trayectoria, ha podido trabajar en organizaciones gubernamentales y en la empresa privada, también como ingeniero de redes. Actualmente desarrolla su actividad en la empresa Ymaging y como ingeniero freelance, colaborando con otras empresas. Iker nos comenta que al realizar sus acciones en solitario, especialmente junto a empresas que no pertenecen al ámbito tecnológico, la certificación le ayuda a demostrar que es un ingeniero capaz de afrontar retos diversos de una forma más directa que simplemente con su titulación. Según su experiencia, muchas de estas organizaciones no suelen disponer de un informático en plantilla, y si lo hacen, se suele limitar a tareas básicas. Por ello, ser Professional Engineer le permite demostrar más fácilmente su expertise de cara a las compañías que no suelen operar de forma directa en el sector digital. Algunos de los proyectos de los cuales nos habló incluían la creación de una báscula sin hilos, pensada como un robot para el pesaje automático de animales en las granjas.

Si deseas conocer más sobre las ventajas de certificarte como Professional Engineer, y el sencillo procedimiento para hacerlo, no dudes en visitar nuestra página web.