La necesidad de acreditar la aptitud de un profesional en un ámbito determinado ha llevado a muchas empresas a valorar la certificación de personas. Países como Estados Unidos, Reino Unido, Francia o Alemania la han desarrollado ampliamente a través de la norma internacional ISO 17024.

En el mundo empresarial, todo el mundo conoce la ISO 9001, la norma internacional que determina los elementos de gestión de la calidad con que una empresa debe contar para tener un sistema efectivo que le permita administrar y mejorar la calidad de sus productos o servicios. De hecho, ISO 9001 es con diferencia el marco de calidad más sólido del mundo, utilizada actualmente por más de 750.000 organizaciones de 161 países. Aunque es una certificación voluntaria, muchas empresas lo han adoptado para poder seguir siendo competitivas en el mercado.

Así, es frecuente que las empresas cuenten con una certificación de sus sistemas de gestión o de sus productos y servicios. Ahora bien, cuando hablamos de certificación de «personas» nos suena un poco más extraño. En algunas actividades profesionales se puede plantear la cuestión de reconocer la aptitud de un profesional en un determinado ámbito. Así, la certificación de personas se basa en la demostración de una combinación de conocimientos y experiencia, que garantiza la cualificación y capacidad del profesional que realiza una determinada actividad. Esta certificación va más allá del puro reconocimiento formal de conocimientos, habilidades o aptitudes que tiene una persona, y está muy orientada a evaluar la aptitud para aplicarlos en el ejercicio profesional.

En los últimos años, la certificación de personas se está desarrollando ampliamente en países como Estados Unidos, Reino Unido, Francia o Alemania. En estos países, cuentan con esquemas de certificación de personas acreditados en diferentes actividades profesionales ligadas al desarrollo de proyectos de accesibilidad de edificios, la eficiencia energética, la ingeniería ferroviaria, ingeniería fotovoltaica, seguridad de la información, seguridad alimentaria, etc.

La norma ISO 17024 es la norma de referencia internacional que determina los requisitos de los organismos que realizan la certificación de personas. En nuestro país, ENAC (Entidad Nacional de Acreditación) es el único organismo competente para «acreditar», es decir, reconocer la competencia de un organismo de certificación de personas (Hay que indicar que en España, sólo hay 10 entidades acreditadas por ENAC en esta actividad)

AQPE aporta a nuestro país un sistema de certificación de profesionales de la ingeniería basado en el modelo anglosajón y en la ISO 17024 de certificación de personas. El certificado PEQ, Profesional Engineer by AQPE, es un modelo de certificación por competencias profesionales de los ingenieros, basado en estándares internacionales (principalmente el UK SPEC del Engineering Council, del Reino Unido) y es conforme con la norma internacional ISO 17024 de certificación de personas, aportando un reconocimiento internacional a través del sistema de evaluación de conformidad establecido.

Para finalizar, queremos informar de que, con la intención de convertirse en el primer Organismo de Certificación de Ingenieros, acreditado por ENAC, el pasado 27 de mayo AQPE ha hecho entrada a ENAC de la Solicitud de Acreditación como Organismo de Certificación de Personas (Expediente ENAC C-PE / 023)

Toni Molina – Secretario General AQPE
Artículo publicado en la revista informàTICs de febrero del 2015

informaTICs portada 900x695